Ventajas de migrar las telecomunicaciones a la nube para teletrabajar

Hace unos días, el Gobierno publicaba en el BOE la nueva Ley de Teletrabajo que regula, de forma oficial, esta nueva modalidad laboral. El trabajo en remoto llegó a nuestro país, abrupta y masivamente, el pasado mes de marzo, con el confinamiento preventivo y la pandemia del COVID.

La adaptación a este trabajo a distancia tuvo que ser rápida y, lo que en circunstancias normales llevaría años, se realizó en días. A pesar de ser una tendencia en auge, la cultura empresarial española aún no se había hecho a la idea de que se podía teletrabajar sin perder productividad, utilizando las herramientas adecuadas. Así que, la mayoría de los empresarios tuvieron que tomar medidas rápidas y urgentes. A nivel de comunicación, una de esas medidas fue desviar el teléfono corporativo a los móviles personales de sus empleados.

Pero, esto, pronto se vio insuficiente e ineficaz: se perdían llamadas importantes, no se podían desviar muchas de ellas, existía falta de comunicación entre compañeros, clientes y proveedores… al final, todo derivaba en una mala imagen para la compañía por ofrecer un servicio de comunicaciones primitivo.

Solución: las telecomunicaciones en la nube

Poco a poco, los pequeños y medianos empresarios se fueron dado cuenta de que el teletrabajo es una tendencia que ha llegado para quedarse, más allá del confinamiento y que ya no vale con poner parches a los problemas de comunicaciones de sus empleados. Al contrario, es más necesario que nunca buscar soluciones robustas, fiables y que se ajusten a sus presupuestos.

Migrar de la telefonía tradicional, y sus centralitas físicas y obsoletas, a la telefonía en la nube da sobrada respuesta a esta problemática. Hablamos de una solución que ofrece al pequeño y mediano empresario las siguientes ventajas para su negocio:

1 – Ahorro de costes

Una de las ventajas más interesantes (especialmente en un contexto de incertidumbre económica, como es el actual) es el ahorro de costes que supone tener la telefonía en la nube. El empresario no necesita hacer inversión de infraestructura de hardware para la migración y contará con un servicio de llamadas ilimitadas, manteniendo la calidad de las mismas. Además, el servicio se puede probar durante 30 días gratis sin compromiso.

También se eliminan los costes de mantenimiento, gastos generales de IT, de SIP, etc… el empresario puede pagar un coste mensual fijo, que incluya todo lo que necesite a nivel de comunicaciones y que entre dentro de su presupuesto.



2 – Sencillez y flexibilidad

La migración de la telefonía tradicional a la nube se realiza, de forma remota, en cuestión de horas y no es necesario la presencia física de ningún técnico. Esto facilita la instalación en cualquier lugar del mundo y a tantos empleados como lo necesiten, ya que se mantienen los mismos números corporativos.

Por otra parte, una de sus grandes ventajas es que puede integrarse con otros sistemas de gestión de la empresa, como el CRM, el ERP o sistemas de colaboración y videoconferencia, como Microsoft Teams, que se han convertido en una de las “estrellas” del confinamiento.

3 – Funciones avanzadas

Una centralita telefónica en la nube cuenta con muchas más funcionalidades que las que ofrece una física, sobre todo en términos de conexión y gestión. Entre estas funcionalidades se encuentran la grabación de las llamadas, establecer llamadas grupales, videoconferencias, operadoras automáticas, poner en cola las llamadas en lugar de colgar (y perder un potencial cliente, por ejemplo). La gestión de la centralita se puede hacer en tiempo real online desde cualquier lugar para adaptarla a las necesidades de la empresa.

En definitiva, con la popularización del teletrabajo volvemos a encontrarnos con una de las tendencias que revolucionó ya el mercado laboral hace unos años: el BYOD. Tener una política de trabajo flexible facilita a los empleados trabajar desde cualquier lugar, utilizando las mismas tecnologías que usarían en una oficina.

Y una centralita en la nube,facilita la adopción de estas políticas. Tener todos los sistemas y datos seguros, en el cloud, mejora el proceso, ya que los usuarios pueden realizar llamadas desde cualquier lugar, manteniendo el número operativo y realizando gestiones como la grabación de llamadas, la puesta en espera o la creación de informes, entre otras.

Elisabeth

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *