Cómo proteger tus inversiones en criptodivisas

Las criptodivisas están cada vez más arraigadas en nuestro día a día y no han dejado de crecer desde el gran boom del bitcoin en 2017. En aquel año, el valor del Bitcoin se multiplicó por quince, y desde entonces su uso y el volumen de sus inversores se han mantenido de forma muy consistente.

La crisis de la COVID-19, además, ha facilitado un nuevo boom en la inversión en criptodivisas, especialmente a raíz de los meses de confinamiento de la población mundial. Si ya has invertido en criptodivisas o si tienes pensado hacerlo a corto plazo, es fundamental que seas consciente de sus riesgos y que sepas mitigarlos para garantizar que tu inversión queda siempre a salvo.

Sé consciente de la volatilidad de las criptodivisas

Ante todo es fundamental que seas consciente de lo poco tangibles que son las criptodivisas. El propio creador del Bitcoin es una persona o entidad desconocida, enmascarada bajo el pseudónimo de Satoshi Nakamoto. El principal rasgo que da valor a una divisa es la confianza que genera entre sus usuarios, y en el caso del Bitcoin –como en el de Ethereum, Litecoin, Tether, Libra o EOS– esta confianza está sustentada fundamentalmente por la cantidad de personas que invierten en la divisa, no por su uso como auténtica moneda corriente ni por su respaldo a cargo de una entidad robusta como un banco central o un Estado. Esto hace que todas las criptodivisas tengan un valor bastante volátil y que tu inversión puedas ganar mucho –o perder mucho– con tu inversión.

Sé consciente de que las criptodivisas pueden ser hackeables

Las criptodivisas se mueven únicamente en internet, y, como todo lo que está en internet, son hackeables. Esto quiere decir que, si no proteges tus criptodivisas adecuadamente, pueden pasar a manos de otras personas de la noche a la mañana. Es cierto que el sistema de blockchain es bastante seguro a la hora de garantizar la viabilidad de las transacciones que realizas con tus criptodivisas, pero tu cuenta en tu billetera virtual es mucho más vulnerable. Si un hacker logra hacerse con tu nombre de usuario y contraseña, podrá hacerse pasar por ti y transferirse a sí mismo tus criptodivisas sin que puedas hacer nada para evitarlo.

Utiliza contraseñas robustas

Por todo esto, es esencial que utilices una contraseña extraordinariamente robusta para proteger tu billetera virtual. Olvídate de una contraseña como 1234 o el nombre de tu perro. Tu contraseña debería tener al menos 24 dígitos aleatorios combinando números, letras y símbolos completamente al azar.

Mantén tus datos en una carpeta protegida

Como es probable que tengas que guardar información sobre tus inversiones en criptodivisas, ya sea en papel o en archivos de tu disco duro, una de las formas más eficientes de mantener a salvo estos datos es poner contraseña a una carpeta para guardar en ella toda la información referente a tus inversiones. Proteger una de tus carpetas de esta forma te permitirá ser la única persona que pueda acceder a ella y te asegurará que permanece lejos del alcance de terceros.



Utiliza un equipo sin internet

Si además esta carpeta la mantienes únicamente en un equipo que no tiene acceso a internet, podrás tener la plena certeza de que tus datos permanecen lejos del alcance de los hackers. De esta forma, la única información que podría ser interceptada por terceros no deseados sería la que envíes o recibas desde el equipo con el que accedas a tu billetera virtual.

Utiliza una VPN

Para proteger la información que envías y recibes a la hora de hacer transacciones en criptodivisas, tu mejor recurso es sin duda una VPN. Se trata de un servicio que encriptará todas tus comunicaciones por internet de forma robusta y que impedirá que cualquier tercero pueda acceder a tus datos de manera no deseada.

Evita el teléfono

No es una buena idea que tengas tu cartera de criptodivisas en tu smartphone, porque una de las principales formas que tienen los hackers para apoderarse de tus inversiones es acceder al dispositivo desde el que las realizas. Si te roban el teléfono o lo pierdes, quizá lo único que separe a los hackers de tus inversiones sea tu patrón de bloqueo o el pin de tu SIM. Y esto, sencillamente, es muy mala idea.

Angel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *