Beneficios vs. funcionalidades: ¿quieres hablar o quieres convencer?

En general, la gente que no tiene mucha experiencia en la venta suele destacar un sinfín de funcionalidades en vez de promocionar los beneficios que ofrece su producto o su servicio. Ante esto debemos plantearnos la siguiente pregunta: ¿realmente ayudan a vender estas funcionalidades?


Pongamos un ejemplo para tratar de concretar un poco las ideas: en un blog puedes tener una sección de entrevistas, otra de consejos de negocios, una serie de tutoriales en formato vídeo, un apartado de preguntas y respuestas. Para un blog todo lo señalado anteriormente son funcionalidades, son características de la oferta.

El poder del beneficio: conectar con tu posible comprador

Un beneficio es algo distinto. Un beneficio se traduce en por qué un lector de tu blog va a tener interés en alguna de las funcionalidades que te he nombrado antes.

  • En el caso de mi blog, creo que la gente lo lee porque está interesada en generar más ingresos para su negocio, en ganar más dinero.
  • La gente que lee un blog con recetas de cocina puede tener como propósito tratar de impresionar a sus invitados en una cena o, en el caso de que sean recetas sanas, puede tener querer adelgazar y comer mejor.
  • La gente que lee un blog de productividad personal lo que está buscando es gestionar mejor su tiempo y de esa optimización de sus actividades, tener más tiempo para estar con su familia o poder trabajar más. En este caso, lo que los motiva, la idea subyacente, es que si trabajan más es para ganar más dinero.
  • La gente lee blogs de literatura alemana, por ejemplo, para darse el gusto de ser el orador más destacado en la próxima tertulia en el Café Goethe junto con otros distinguidos filólogos alemanes.


El beneficio es el elemento que empuja a actuar

Todo esto son beneficios: estamos hablando de dinero, estamos hablando de tiempo, estamos hablando de prestigio, estamos hablando de salud. Debes tener muy claro que la gente no suele comprar funcionalidades sino que compra beneficios.

Uno de los ejemplos más claros que tengo cada vez que hablo con un amigo desarrollador es que nadie necesita un desarrollo informático, nadie necesita una página web. En cambio, todos necesitamos conseguir más clientes, todos necesitamos ser cada vez más productivos y hacer más cosas en las 8 horas del día que tenemos para trabajar. Funcionalidades vs. beneficios.

Cuando tratas de vender, no te enfoques ÚNICAMENTE en lo que es el producto y sus características, estas son funcionalidades. Si quieres vender, trata de comunicar de forma cristalina los beneficios de tu producto/servicio.

Beneficios vs. funcionalidades

No estoy diciendo que como parte de tu oferta no debas presentar de forma clara todas las funcionalidades, todas las características de tu producto/servicio. Por supuesto que tienes que hacerlo. Tus clientes quieren tomar decisiones teniendo a mano toda la información necesaria para saber si les interesa o no tu oferta.

Pero al final somos animales instintivos, e imaginarnos con más dinero, más tiempo, mayor prestigio o reconocimiento, más atractivo o salud, estos serán los mensajes que se nos queden en el cerebro.

Franck Scipion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *